Datos Técnicos

Ruta

Esta semana nos acercamos a la población de la "Vall de Almonacid". Es imprescindible llevar el G.P.S, porque, primero, al principio de la ruta iremos un buen tramo monte a través y segundo, por la gran cantidad de cruces de caminos que nos vamos a encontrar durante todo el trayecto. Una vez llegamos hasta la Vall, buscamos la fuente de el "Lentisco" donde podemos aparcar el coche. Después de los calentamientos habituales nos acercamos hasta la fuente, arriba de esta hay unas mesas y un bonito parque. Si seguimos unos metros por el camino llegamos hasta un magnifico mirador.

En este mirador, junto a la montaña, vemos un panel donde nos informan de la variedad de árboles y plantas que nos podemos encontrar como de los distintos animales. Justo al lado nace una senda que cogemos. Al preparar esta aventura desconocíamos esta senda, así que hacemos un pequeño monte a través hacia la derecha hasta llegar a la pista de asfalto, aconsejamos seguir esta senda porque es muy divertida, y al final de la ruta podemos volver por la pista. Después de una pequeña pendiente llegamos a un cruce. En este punto volveremos al final de la ruta. Giramos hacia la izquierda. Después de unos metros vemos el final de la senda que hemos mencionado anteriormente. Cruzamos un puente y empezamos a andar entre campos de olivos y almendros. Después de un buen trecho volveremos a girar hacia la izquierda y comenzamos a subir. LLegado el momento se acaba esta pista y desde aquí comienza una fuerte subida monte a través. Haremos uso del G.P.S y de nuestra intuición para guiarnos por lo mejores pasos.

Después de un buen esfuerzo llegamos hasta el "Alto de Anchoy", un lugar fantástico donde disfrutamos de unas bonitas panorámicas.

Después de un merecido descanso, buscamos el mejor paso hacia la izquierda de la cima. Empezamos a subir de nuevo y el camino se va abriendo con claridad hasta llegar arriba. Desde aquí a nuestra derecha y en pocos metros llegamos hasta las "Trincheras de la Costalata", de la época de la guerra civil, pertenecientes a la línea de defensa XYZ, pertenecientes al bando republicano.

Siguiendo los fitos, y ya por una senda bien definida, comenzamos un bonito cresteo disfrutando, a ambos lados, de las vistas. Como referencia podemos seguir la linea de las "Trincheras". En breve llegamos hasta el "Vértice Geodésico de la Costalata".

Después de recoger fuerzas, la senda sigue por detrás del vértice y bien señalizada por pintura blanca en las piedras. Conforme vamos bajando vemos el "Pantano del Regajo" al fondo. LLegamos hasta un fito indicador de términos, tenemos que coger la senda de nuestra derecha que hay antes de entrar en el fito.

Bajaremos hasta el barranco de las "Clochas", por el que caminaremos por un frondoso bosque bajo, hasta llegar a un cruce de pistas. Giramos hacia la derecha como si volviésemos al barranco. Esta pista, con tramos asfaltados y alguna fuerte pendiente, nos lleva directos hasta el "Algibe de la Costalata". Frente al aljibe sale una senda marcada por el PR que tomamos. Iremos bordeando el barranco hasta llegar a un cruce con un cartel poco legible. Cogemos la senda de detrás de este poste.

Empezamos a bajar por este barranco hasta llegar a la "Rambla de Gaibiel". Cruzamos el río por un bonito puente y giramos hacia la izquierda. Nos encontramos con unas mesas donde aprovechamos para almorzar y tomarnos un respiro. Después del descanso y un buen café, nos acercamos hasta la "Fuente del Vicario".

Volvemos por nuestros pasos por esta rambla y después de una pequeña pendiente llegamos hasta la población de "Gaibiel". En esta ocasión no cruzamos por dentro del pueblo porque la pista acaba bordeándolo, pero si que podemos verlo desde la misma carretera. Después de pasar por la puerta del "Camping", cogemos la carretera que nace a nuestra derecha, en dirección hacia el cementerio. Poco a poco el asfalto se convierte en tierra y siguiendo por esta pista, sin desviarnos, llegamos hasta la "Ermita del Camino de la Vall" y unos pocos metros hacia abajo encontramos una fuente con el mismo nombre.

Cogemos la pista de la parte derecha de la ermita. Justo cuando se acaba la pista vemos una señalización de unas piedras con un palo, donde nace la senda que tenemos que coger. Comenzamos a coger altura y a disfrutar del entorno.

Empezamos nuestro ascenso por el "Barranco del camino de la Vall", entre bancales y campos. LLegamos hasta un pequeño collado con varios fitos, nosotros seguimos recto y en pocos metros, a nuestra izquierda encontramos una pequeña cueva con vistas. Esta senda desemboca en un camino entre campos de olivos y en pocos metros vemos postes de señalización, cogemos la senda de la derecha señalizada como "Cuatro caminos".

Esta senda nos lleva directos a unos campos, con ayuda del G.P.S buscamos la mejor forma de bajar hasta el camino asfaltado. Este camino ya no lo dejamos hasta llegar de nuevo al pueblo. Al llegar al cruce por el que pasamos al principio de la ruta, nuestra curiosidad nos hizo investigar la senda que comentamos al principio. Pero podemos seguir por la pista de asfalto hasta llegar al coche. Cualquier decisión es buena. De esta manera damos fin a una fantástica aventura por los alrededores de la "Vall de Almonacid".