Datos Técnicos

Ruta

Para realizar esta ruta es imprescindible llevar G.P.S, aunque la ruta esta muy bien señalizada, hay tramos que por la diversidad de sendas podemos equivocarnos. También es necesario llevar bastante agua, porque no pasamos por ninguna fuente con agua potable. Para dar inicio a esta nueva aventura, nos acercamos hasta la población de "Fredes". Nada mas llegar vemos a la izquierda un pequeño parking donde dejar el coche. Justo debajo de este parking vemos las primeras señales del Gr, cogemos la dirección por la calle que esta mas hacia la derecha. En pocos metros el asfalto se convierte en pista de tierra que transcurre junto a unos campos. LLegamos a un cruce de caminos. A este punto volveremos al finalizar esta ruta. Viramos hacia la izquierda. Seguimos por esta pista de tierra hasta llegar a un punto donde vemos un par de señales, nosotros cogemos la senda que nace a la izquierda y hacia abajo en dirección "Barranc del Salt".

Entramos en un preciosa senda rodeados de pinos y de una gran vegetación que no podemos dejar de admirar. A ratos cuando se abren los arboles, podemos disfrutar de unas estupendas vistas del parque e incluso si estamos atentos, encontraremos un pequeño mirador natural que nos ofrece unas vista increibles.

Seguimos por esta senda, algo resbaladiza por las ultimas lluvias, hasta llegar al famoso "Salt del Robert". Esta cascada crea un hábitat de especial interés botánico y zoológico, con especies endémicas protegidas mediante una microreserva de flora y una reserva de fauna. Una belleza de la naturaleza que no hay que perderse. Se puede acceder hasta debajo de la cascada, pero el agua esta helada.

Volvemos a la senda y reanudamos nuestro camino siempre al lado del río, en un par de ocasiones tenemos que cruzarlo, lo que hace de este tramo que sea muy divertido. Pronto la senda se convierte en pista hasta que llegamos al refugio forestal la "Tenalla". Un bonito rincón donde hacer una parada para almorzar.

Después del merecido descanso, volvemos a la pista y cogemos la que esta mas hacia la derecha. Empezamos una fuerte subida por pista. Cada curva se convierte en un mirador natural que aprovechamos para darnos un respiro y disfrutar del paraje. LLegamos a un pequeño llano y vemos el cartel que nos indica que estamos en "Sola d'en Brull". Las vistas son fantásticas.

Volvemos a la pista que pronto se convierte en senda, adentrándonos de nuevo en un precioso bosque de pinos y fantásticos arces. Después de una pequeña subida, la senda transcurre por la cresta de la montaña con unas bonitas vistas. LLegamos a un gran fito de piedras y se nos abren dos caminos. El de la izquierda es el que sube desde el pantano, nosotros giramos a la derecha. Poco a poco la senda empieza a coger verticalidad, por lo que hay que tomárselo con calma. Justo al final de la subida y antes de llegar al "Portell", vemos un pequeño fito de piedras a nuestra derecha indicándonos el camino hacia la "foradada". Después de ver la cueva volvemos al cruce anterior y en pocos metros llegamos al "Portell de L'infern". Es un histórico paso natural entre la roca y la cresta de la montaña, que servía para comunicar las tierras altas de Fredes con los valles bajos de la Pobla. Cuenta la leyenda popular que en días de viento hay que pasar a ras de suelo. El Portell de l’Infern es también una micro-reserva en donde podemos encontrar unos roquedos calizos de umbría, tobas calizas, orlas caducifolias de pie de roquedo con acebo y pinares negrales.

Después de pasar por debajo del "Portell", llegamos a un cruce de caminos, cogemos el de la izquierda. Empezamos una nueva subida, esta un poco mas fuerte. Vemos carteles que nos indican que hay vistas panorámicas, vale la pena parar y disfrutar. Pasaremos junto al "Mas del Pinxon", un refugio para pastores desde donde disfrutaremos de unas vistas increíbles y donde podemos tomarnos un buen descanso. Seguimos nuestra ascensión hasta llegar a un cruce de caminos. Nosotros cogemos justo el de enfrente de nuestra senda. Empezamos una agradable bajada con algún que otro mirador. LLegamos hasta la "Font del Teix", una bonita fuente con un abrevadero para los animales.

Desde la fuente y en pocos metros llegamos hasta el cruce que nos encontramos al inicio de esta ruta. Desde este cruce llegamos hasta el pueblo, aunque pequeño, es muy bonito, es una visita obligatoria. Después de este pequeño paseo volvemos hasta el parking y damos fin a una nueva aventura por los alrededores de "Fredes".