Datos Técnicos

Ruta

Para realizar esta ruta es imprescindible llevar G.P.S, ya que hay una gran cantidad de sendas y caminos que tenemos que sortear, también es recomendable llevar bastante agua, aunque pasamos por una fuente el agua no es potable. Esta ruta carece de dificultad técnica, transcurre con una mezcla de pista, caminos y sendas muy cómodas de andar. Para dar comienzo ha esta nueva aventura nos acercamos al monasterio de "Santo Espíritu", en la población de "Gilet". Después de cruzar el área recreativa, ( un buen lugar donde pasar un día con la familia ), llegamos a una pista, viramos a la derecha y en pocos metros vemos la señal del GR10 en la misma curva. Giramos a la izquierda. Poco a poco empezamos a coger altura, primero por camino y después por senda. Nos vemos obligados a echar la mirada hacia atrás en cada curva para disfrutar de las vistas.

Tenemos que estar atentos a la senda que nos lleva hasta nuestro primer objetivo, porque no esta muy bien señalizado. Pero con ayuda del G.P.S llegamos sin problemas hasta el "Pico del Águila".

Volvemos hasta el cruce de sendas anterior y viramos hacia la izquierda. La senda se convierte en camino hasta desembocar en una pista forestal. Vemos un panel informativo y a su izquierda la senda por la que volveremos mas tarde. Seguimos por la pista siguiendo las señales del GR, llegado el momento tenemos que cruzar alguna improvisada valla y sortear algunos campos de olivos y almendros. Desembocamos en una pista y en una pequeña subida llegamos a un collado con un cruce de caminos. Viramos a la izquierda y en pocos metros vemos unos fitos a nuestra izquierda y una senda que cruza un campo de olivos que debemos tomar.

Empezamos así la parte mas dura de toda la ruta, una buena pendiente, que al principio es un poco empinada pero poco a poco va suavizándose hasta convertirse en un paseo. Por fin llegamos al segundo objetivo del día la "Mola de Segart". En la parte derecha esta el pilón con una placa con información de las distintas montañas que vemos a nuestro alrededor y un poco mas lejos vemos el "Geodésico de la Mola". Ahora solo nos queda disfrutar....

Después de hacernos un buen almuerzo con su respectivo café, volvemos a bajar por la misma senda anterior hasta la pista, seguimos bajando y dejamos a nuestra derecha la senda por la que hemos venido hasta llegar a un nuevo cruce de pistas. Giramos hacia la izquierda. Esta pista en bajada nos lleva hasta la población de "Segart". Sin entrar del todo en la población y al lado de unos "chalets", encontramos la senda a nuestra derecha que tomamos. Empezamos de nuevo a subir por una preciosa senda rodeados de pinos, alcornoques y fantásticas flores típicas de esta sierra. Pasaremos por una fuente, sin nombre y por desgracia sin agua donde tomarnos un respiro. Seguimos nuestra ascensión hasta desembocar en la pista donde estaba el panel informativo que hemos visto al bajar de el pico del águila. Giramos a la izquierda. Vamos enlazando pistas, siempre hacia abajo y disfrutando de este maravilloso paraje con esos cambios de colores, la tierra tan roja, típica de "Calderona" y el verde fuerte de los pinos, disfrutando de todo lo que hay a nuestro alrededor. Tenemos que estar atentos a un desvío que hay a nuestra derecha, marcado con hitos y marcas de pintura, donde comienza un fuerte descenso por senda que nos lleva directos hasta el "Monasterio de Santo Espíritu". Desde el monasterio bajamos hasta el parking y así damos fin ha esta nueva aventura por los alrededores de "Gilet".