Datos Técnicos

Ruta

Esta ruta es de dificultad moderada-alta, tanto por su desnivel como por algunos tramos, en la zona del cresteo, difíciles de superar. Durante todo el trayecto encontramos señalización del recorrido, tanto por paletas, fitos y pinturas. Hay que llevar suficiente agua porque durante todo el trayecto no encontramos ninguna fuente. Para empezar esta aventura nos acercamos a la población de "Barx", cerca de "Tabernes de la Valldigna". Si entramos en la población desde "Simat de Valldigna", vemos a nuestra derecha un parque con un anfiteatro, donde podemos aparcar el coche. Si venimos del otro lado cruzamos el pueblo hasta llegar al parque. Con el parque a nuestra espalda cogemos la carretera hacia la izquierda, en pocos metros vemos una paleta indicativa a nuestra derecha, cruzamos y la senda nos lleva por al lado de la fabrica. También hay señales pintadas en la pared.

La senda continua por detrás de esta fabrica y poco a poco vamos cogiendo altura. Es indispensable echar la mirada atrás y disfrutar de las vistas de este paraje.

LLegamos a nuestro primer cruce de caminos, nosotros cogemos la dirección hacia la cueva. Empezamos una fuerte subida, hay tramos de piedra que en días mojados hay que tomar todas las precauciones posibles, porque tienden a resbalar un poco. Por fin llegamos a la "Cova de les Malladetes", vale la pena el esfuerzo.

Por la parte izquierda de la cueva sigue nuestro camino, señalizado con pinturas del PR. Seguimos subiendo, algunos tramos en zig-zag, hasta que llegamos al "Pic de les Aguiles", señalizado con una pequeña cruz.

Siguiendo las señales entramos en un cementerio de piedras, que hay que ir esquivando, pero sin ninguna dificultad, llegamos hasta la falda de la montaña.

Giramos hacia la izquierda, durante un largo tramo vamos bordeando la montaña, encontramos varios cruces, nosotros cogemos siempre la dirección hacia el "Cim del Penyalba". Después de una buena subida llegamos a un nuevo cruce. Hacia la derecha subimos, en ida y vuelta, a la cima. Empezamos cresteando por esta montaña hasta la misma base. La senda nos lleva hacia la parte derecha. Aunque para los mas atrevidos, se puede escalar hasta la cima. Hay algunos tramos en los que hay que hacer pequeñas trepadas, pero sin ninguna dificultad técnica. En la parte mas alta encontramos un buzón donde poder dejar nuestras impresiones y un cartel indicándonos la altitud de esta cima. Las vistas son de escándalo.

Volvemos por nuestros pasos hasta el cruce anterior y empezamos la parte mas divertida de toda la ruta, ya que empezamos a crestear por la montaña, con barrancos a ambos lados y con unas vistas increíbles. En todo momento vemos pinturas del PR, que nos hacen imposible perdernos. Después de un sube y baja llegamos al "Puntal de la Drova", y al fondo nuestro próximo destino, el "Monduver".

LLegamos hasta un cruce de caminos. Aquí tenemos dos opciones, la 1ª opción es girar hacia la izquierda por una cómoda senda, la 2ª opción es seguir la señal que indica senda por cresta. Las dos nos llevan al mismo sitio. Nosotros, debido al mal tiempo, hacia un aire con rachas de 30km, decidimos no arriesgar y coger la senda de la izquierda. Pasamos por debajo del "Forat de la Drova", una de estas cosas que hace la naturaleza que nos llenan de entusiasmo. Disfrutamos de unas buenas panorámicas.

Después de una pequeña subida enlazamos con la senda que viene de la cresta y viramos a la izquierda. La senda desemboca en la pista de asfalto en dirección hacia las antenas. En una de las curvas, si llevamos G.P.S, vemos que nace una senda que cogeremos a la vuelta. Tenemos que estar atentos, porque en la parte izquierda vemos unos fitos de piedra, por donde nace una senda que nos hace la subida mas cómoda y bonita. Después de un gran esfuerzo llegamos al "Monduver".

Es realmente feo, lleno de antenas, casi sin poder disfrutar de las vistas, una pena. Pero en la parte de abajo, a la izquierda, nace una senda, que si la cogemos un tramo corto podremos disfrutar de unas maravillosas vistas del mar. Volvemos por nuestros pasos, esta vez por la pista de asfalto, hasta llegar a la curva donde nace la senda. Giramos hacia la izquierda y en fuerte bajada desembocamos de nuevo a la pista. Esta es la parte mas aburrida de toda la ruta. Esta pista desemboca directamente en la "Drova". Cogemos la calle que baja sin tregua hacia el final del pueblo. Estamos atentos a un cartel, a nuestra derecha, que indica "Ruta turistica de Barx", giramos hacia la derecha. Pronto terminan los chalets y empieza una bonita senda entre campos de olivos. En un par de km llegamos a la parte alta del pueblo, seguimos por esta senda que desemboca en una de las calles cerca del "Calvario".

Callejeamos un poco, pasando por la calle de la "Fuente" hasta llegar al parque donde hemos aparcado, y así damos fin ha esta fantástica aventura por los alrededores de "Barx".