Datos Técnicos

Ruta

Esta es una ruta que se realiza en "Alta Montaña", por lo que tendremos que ir muy bien equipados, suficiente agua para todo el trayecto, unas buenas botas que nos sujeten bien el pie, chubasqueros o chaquetas impermeables etc... El tramo desde Torla hasta la Pradera no conlleva ninguna dificultad, pero desde esta hasta el circo de "Carriata", es una senda muy exigente, tanto por su desnivel como por lo estrecha que llega a ser, sobre todo en la "Faja de Racón", que en ocasiones da verdadero vértigo, porque la caída es impresionante. Por lo demás disfrutaremos de una fantástica aventura por los "Pirineos Aragoneses". Para llegar al punto de inicio de esta ruta es recomendable dejar el coche en el "Centro de Visitantes de Ordesa", donde dispondremos de un parking amplio y vigilado. Salimos del centro de visitantes y vamos en dirección al centro de "Torla" y justo antes del túnel encontramos un cartel indicandonos el camino a seguir. Este es el punto de Inicio.

Empezamos bordeando la Iglesia por la parte baja y disfrutando de las vistas de todo el valle. LLegamos a un cruce y viramos a nuestra derecha para entrar en un bonito empedrado rodeados de huertas. Este bonito empedrado termina en una pista. Nosotros giramos hacia la derecha y cruzamos el puente de la "Glera". A nuestra derecha encontramos una presa que en epocas de deshielo funciona a tope. Nada mas cruzar el puente vemos un cartel indicandonos "Pradera de Ordesa", a nuestra izquierda, que cogemos.

Seguimos por esta pista siempre al lado del río "Arazas", y conforme vamos cogiendo altura, se hace necesario mirar atrás y disfrutar de unas bonitas vistas de "Torla" y sus sendas.

Pronto la pista se convierte en senda y encontramos algunas bifurcaciones muy bien indicadas, cabe destacar una que nos llevaría al "Puente de los Navarros", un puente construido en buenos sillares de piedra labrados y escuadrados. Se puede visitar en ida y vuelta pero lo dejamos para otra ocasión. Seguimos tomando altura y pronto nos vemos rodeados de un fantástico bosque de pinos, hayas y una gran cantidad de moho. En cada respiro de tanta vegetación, dislumbramos algo de lo que nos espera.

Durante nuestra ascensión encontramos un bonito refugio donde resguardarnos si se complica el tiempo. Estos refugios se encuentran por todo el parque, todo muy bien pensado para el senderista.

Después del refugio la senda llanea un poco y empezamos a oír el rumor del agua cada vez mas fuerte. En este tramo nos encontramos 3 maravillosas cascadas de agua, que se pueden visitar, en ida y vuelta, en cortos trayectos. Estas cascadas son: "Cascada del Molinieto", "Cascada Tamborrotera" y "Cascada de los Abetos".

LLegamos a una nueva bifurcación, el camino de la izquierda nos lleva al monumento y al puente de "Briet" donde disfrutar de unas bonitas vistas del río "Arazas". "Lucien Henri César Briet" fue un escritor, fotógrafo, explorador y perineista frances. Sus obras contribuyeron a mostrar la necesidad de la creación del parque.

Ambos caminos nos llevan hasta la "pradera", nosotros elegimos el camino de la derecha. Esta senda desemboca en el puente de las "Fuentes", lo cruzamos y buscamos la caseta de los guardas del parque. Desde allí cogemos la senda en dirección "Cola de caballo". En un tramo corto llegaremos a una nueva bifurcación, con un monumento con una pequeña virgen. Nosotros cogemos el camino de la izquierda en dirección "Circo de Cotatuero".

Cambiamos de pista a senda en pocos metros y poco a poco la senda va cogiendo altura y verticalidad. Es mejor tomárselo con calma porque son varios km de fuerte subida. LLegamos a un refugio y al fondo vemos una pasarela desde donde podremos disfrutar de este maravilloso salto de agua llamado "Circo de Cotatuero".

Cruzando la pasarela nos adentraríamos en la "Faja Canarellos", que desemboca en la cola de caballo, lo dejamos para la próxima aventura. Volvemos por nuestros pasos hasta el cruce de arriba del refugio y volvemos a subir esta vez mas vertical si cabe. LLegamos a un nuevo cruce de caminos, hacia la derecha subiríamos por las "Clavijas de Cotatuero", es una zona de escalada para expertos, nos llevaría hasta el inicio de esta cascada. Nosotros viramos a la izquierda. Al final de la subida entramos de lleno en la "Faja Racon", esta parte de la ruta es la mas vertiginosa y a la vez la mas bella de todo el recorrido.

Hay algún tramo difícil de superar, mas que nada por el barranco que queda a nuestra izquierda y lo estrecho de la senda, pero con mucha precaución y calma se puede pasar sin problemas. Después de algunos sube y baja, siempre bordeando la falda de la montaña, llegamos al "Circo de Carriata", que en esta ocasión lo encontramos con poca agua por la época del año en la que nos encontramos. Las vistas son de escándalo.

Después de refrescarnos en el circo, seguimos por nuestro camino y poco antes de llegar al sublime "Tozal del Mallo", (esto es una zona de escalada), encontramos un cruce que cogemos a nuestra izquierda.

Empezamos una fuerte bajada por una senda muy abrupta, donde hay tramos que es dificil escoger el mejor paso. Conforme vamos bajando nos vemos rodeados de un precioso bosque, (Pinos, Abetos, Hayas, Quejigos, Carrascales) que nos engulle y mires donde mires no tiene fin. Esta senda desemboca en la "Casa Olivan", junto a la carretera de subida a la pradera. Giramos hacia la izquierda por esta y en pocos metros llegamos a la parada del autobús. Cerca se encuentra el restaurante donde poder descansar y tomar un merecido refrigerio. Desde aquí cogemos el autobús que nos lleva de vuelta a "Torla", dando fin a una maravillosa aventura por el "Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido".