Datos Técnicos

Ruta

Para realizar esta ruta es recomendable llevar bastante agua, ya que durante el trayecto no encontramos ninguna fuente. Es recomendable no hacer esta ruta en verano, porque durante todo el recorrido no encontramos sombra alguna y dada su abundante vegetación de monte bajo, la hace muy calurosa. Para empezar esta aventura, nos acercamos a la población de "Chovar". Nada mas pasar la embasadora de agua, vemos un desvío a nuestra derecha con un cartel del parque, entramos y justo debajo de la piscina hay un pequeño parking donde dejar el coche. Después de comprobar que llevamos todo lo necesario y hacer los calentamientos habituales, callejeamos hacia la parte alta de la población. Junto al deposito de agua nos encontramos el primer mirador desde donde disfrutaremos de unas vistas estupendas de "Chovar".

Seguimos por esta pista de asfalto hasta llegar a un cruce, viramos a nuestra izquierda y llegaremos hasta otro deposito. Por la parte derecha de este encontramos la senda, que en subida nos lleva hasta las ruinas del "Castillo". Empezamos a subir por esta ladera y pese al calor, disfrutando.

Después de una buena subida, empezamos a crestear por la montaña, disfrutando de las vistas a dos lados de la Sierra de Espadan. En pocos metros llegamos a las primeras trincheras que están situadas en la vertiente que da al "Barranco de Ajuez".

Seguimos por la ladera de la montaña hasta llegar a un llano. En este punto nos salimos de la senda hacia nuestra derecha, para llegar al final de un saliente, que se convierte en un mirador fantástico.

Volvemos por nuestros pasos hasta el llano y seguimos por la senda rodeados de fantásticos alcornoques y en la que veremos otras trincheras. Esta senda desemboca en un cruce de pistas, cogemos la de la derecha y empezamos a subir. LLegamos a un gran deposito de agua utilizado para la extinción de incendios y giramos 90º para coger una pista de asfalto en potente subida.

Pronto esta pista de asfalto se convierte en pista de tierra y empezamos con un sube y baja. Desechamos algunas sendas que nos encontramos a los lados, una de las cuales nos llevaría a la "Nevera de Castro". LLegamos al "Geodésico del alto de la Nevera", con una cota de 865m.

Después de una pequeña bajada, pasamos por al lado de unas casas en ruinas y la pista se convierte en senda. En unos 100m, a nuestra derecha vemos un monolito de piedra y un mirador estupendo que podemos visitar y aprovechar para almorzar.

Después de un merecido descanso, volvemos a la senda y nos acercamos a la parte mas difícil de la ruta. Un fuerte descenso por una senda con piedras sueltas que en épocas de lluvias se puede hacer difícil de descender. Con mucha precaución pasamos este tramo y empezamos a crestear por la montaña. Si echamos la vista atrás disfrutaremos de una bonita vista de lo que acabamos de bajar.

LLegamos a un rocoso alto, que en una pequeña trepada por su parte izquierda, superamos sin problemas. Empezamos un sube y baja por estas laderas con poca vegetación y guiandonos con el G.P.S para seguir el camino correcto, ya que nos encontraremos con varias bifurcaciones. En una de estas bifurcaciones viramos por la senda de la derecha y entramos en un camino con gran cantidad de vegetación que nos hace un poco difícil el descenso, siempre al lado del barranco. LLegamos a unos campos de almendros y hacemos un pequeño y bonito paseo entre ellos.

Estos campos están situados entre bancales,los sortearemos en zig-zag hasta llegar a una pista que cogemos a la izquierda. Desembocamos en una carretera y viramos hacia la derecha. En pocos metros llegamos al final de esta aventura por los alrededores de "Chovar".