Datos Técnicos


Ruta

Nuestra aventura de hoy, comienza en "Saravillo". Cruzamos el pueblo, siguiendo las indicaciones hacia el "Ibón de Plan" y al salir de este encontramos un cajero a nuestra izquierda. Aquí tenemos que pagar la tasa de 5€ para poder acceder a la pista y recoger el ticket que tenemos que poner en el salpicadero del coche. La pista está en buen estado, incluso para turismos normales, pero hay tramos en los que debemos pasar con cuidado, sobre todo si nuestro coche es bajito, por lo demás, podemos subir sin problemas. Son unos 12 km de pista hasta llegar al "Refugio Lavasar", donde tenemos un parking habilitado.

Peaje Parking Refugio Refugio Cartel Vistas

Después de los calentamientos habituales, comenzamos nuestra aventura por un pequeño sendero, que parte por detrás del refugio y, que está señalizado con un cartel en un árbol. El sendero comienza bajando y discurre entre árboles, sorteando rocas y grandes raíces. A nuestra derecha encontramos grandes y escarpados picos de piedra. Llegamos hasta un cruce, giramos hacia la derecha siguiendo las indicaciones.

Cartel Senda Paredes de Roca Paleta Informativa

De repente el bosque se abre y llegamos hasta una gran pradera. Seguimos unos metros y vemos una poste indicador, hasta este punto volveremos más tarde. Seguimos por el camino bien marcado, hasta llegar al "Ibón de Plan" o "Bassa de la Mora". Este ibón es uno de los lagos glaciares más bellos del Pirineo. Ubicado a 1910 m de altitud, al amparo de las montañas de Cotiella. El nombre del ibón (Basa de la Mora) está en relación con su ubicación y con la leyenda que atesora. Por un lado, se encuentra situado en una cubeta (basa) rodeada por varios picos de más de 2400m. Por otro lado, la leyenda cuenta que “en las frías noches de invierno, los abuelos del Valle de Chistau les contaban a sus nietos al calor de la lumbre, la misteriosa historia de una joven princesa mora que hace muchos, muchos años, se perdió en estos bellos parajes huyendo de una guerra con los cristianos y cuya alma reposa hoy en el fondo de la laguna. Dicen que incluso, aquellos que en la noche del solsticio de verano, la «Noche de San Juan», suben a purificarse con las aguas del ibón, todavía pueden ver a la mora en todo su esplendor al despuntar el alba, emergiendo sobre las aguas del lago, danzando vestida de pies a cabeza con culebras de colores, oro, joyas y diamantes”.

Camino Pradera Ibón Ibón Ibón Ibón Vistas Imagen de la Leyenda

Más tarde, cuando el sol este más fuerte, volveremos a relajarnos en este precioso entorno. Ahora desandamos lo andado hasta llegar al cruce anterior. Giramos hacia la derecha y comenzamos a subir por una estrecha senda. Llegamos a un cruce de sendas, giramos hacia la derecha y seguimos subiendo. En breve se acaba el bonito "Pinar Negro" y comenzamos a subir por la pedregosa "Canal de la Basa". La subida es espectacular, pasmados en todo momento por la inmensidad de las montañas que nos rodean a ambos lados.

Senda de Subida Senda Vistas Vistas Senda Vistas

Esta subida culmina en la "Colladeta del Ibón" (2351 m), un hermoso paso de montaña que comunica "Basa de la Mora" con el "Valle de Chistau" y la "Sierra de Chía".

Colladeta del Ibón Vistas El Equipo Damián Vistas Vistas El Equipo

Después de disfrutar de un buen almuerzo, bajamos hacia la izquierda, por la falda de la "Peña de las diez". La senda comienza a subir por una senda algo más pedregosa hasta llegar a la "Ribereta de las Diez", no comment...

Ribereta El Equipo Man Vistas Vistas Vistas Vistas

Los pirineos que maravilla... Todo lo bueno se acaba, así que volvemos por donde hemos venido, con la gran suerte de que los colores han cambiado, así que las vistas aún son mejores.

Cabras Montesas Vistas Vistas Vistas Vistas Vistas Vistas Vistas El Equipo Vistas

Una vez llegamos a la gran pradera, decidimos volver al Ibón. Hay una senda que lo bordea completamente, nosotros solo andamos un tramo hasta llegar a una pequeña "Playeta", descargamos las mochilas y a disfrutar del entorno.

El Equipo Ibón

Desandamos lo andado, pasando por la pradera, adentrándonos en el bosque, hasta subir de nuevo al "Refugio de Lavasar", dando fin a una maravillosa aventura por el "Valle de Chistau".

Indice de RutasValle de Chistau
Foto de Tevin Trinh