Datos Técnicos

Ruta

Esta semana nuestra aventura empieza en la población de "Pina de Montalgrao". Aparcamos el coche en la calle "Eras Bajas", aquí encontramos un parque con una fuente,por si queremos rellenar agua y también carteles indicativos de distintas rutas que se pueden hacer por esta zona. Después de los calentamientos habituales nos dirigimos hacia la parte baja del pueblo hasta llegar a la fuente "Vieja".

Desde aquí cogemos el camino que esta mas hacia la izquierda y en pocos metros llegamos a la ermita de la "Virgen de Gracia", que la encontramos cerrada. Después de hacer la foto de rigor seguimos por este camino, que se hace de tierra y al poco giramos hacia la derecha por el camino de "Montanero". Llegamos a un corral en ruinas y cogemos el camino de la izquierda. Después de una leve subida al llegar a un cruce de caminos, volvemos a girar a la izquierda, en pocos metros llegamos al pozo "Monteagudo".

Cogemos la senda que nace en la parte izquierda del pozo y comenzamos una suave subida hasta llegar al parque "Eólico Alto de las Casillas", es impresionante lo altos que son y el ruido que hacen las aspas. También disfrutaremos de las vistas, ya que nos encontramos en el punto mas alto de esta ruta.

Giramos hacia la izquierda y hacia abajo. Al llegar a unos corrales en ruinas, vemos varias señales, giramos hacia la pista de la derecha y ya vemos la señal que nos interesa. En pocos metros vemos una bifurcación con una señal indicándonos el camino a seguir hacia la izquierda. Comenzamos a bajar por camino y enseguida llegamos al pozo "Cerdaña".

Después de esta parada técnica seguimos el camino que pronto se hace senda y entramos en la parte mas bonita de toda la ruta. Una estrecha senda con vistas increíbles, bosques infinitos, miradores naturales...Esta senda nos lleva directos hasta la "Cueva Cerdaña". Entramos por el agujero que esta detrás del cartel. Aunque el acceso es fácil, si que es algo resvaladizo. Entra bastante luz, aunque no esta de menos llevar algún frontal o linterna.

Famosa por condición de Cueva-Santuario en Época Ibérica mostrando culto a la Naturaleza. De esta cueva se cuenta una bonita leyenda:
En el siglo XVII un soldado de Pina de Montalgrao se hallaba en la isla de Cerdeña, cuando conoció una bellísima muchacha de la que quedó prendado. Se casaron y vinieron al pueblo para quedarse. La familia del muchacho tenía otros planes para el héroe y repudió a la extranjera, acusándola de hechicera y seductora. La pareja se refugió en la hermosa cueva y allí vivieron su historia de amor. Habitaban una bellísima cámara oculta en el interior, donde había un altar con símbolos del Santo Grial, como si el vaso sagrado, el mítico recipiente céltico hubiera estado allí escondido algún tiempo. Dicen que ella ejercía de sibila. Un día el hombre salió a cazar y se entretuvo cogiendo granadas para ofrecerle a su amada; ella se quedó sola en la cueva y quiso explorar las simas ocultas, desapareciendo misteriosamente. Cuando volvió su amado, la buscó desolado durante días y semanas hasta que se dejó morir de tristeza.
La fábula asegura que algunas noches primaverales, los espíritus de los enamorados vuelven a la gruta de sus amores y que protegen a las parejas. (reseña)www.pina.es
Después de disfrutar un buen rato salimos a la superficie y aprovechamos para almorzar en el pequeño mirador que hay junto a la cueva disfrutando de las vistas.

Después de un buen cafetito, seguimos las indicaciones de las pinturas del PR y comenzamos una resbaladiza bajada, de unos pocos metros, que enseguida se hace muy cómoda y rodeados de pinos. Llegamos hasta un cruce donde se destapa una gran tubería, giramos hacia la izquierda por la senda.

Esta senda desemboca en una pista, giramos hacia la izquierda desechando las señales del PR, que luego volvemos a coger. Llegamos hasta un cruce de pistas, giramos hacia la izquierda por el camino que esta junto al panel, y volvemos a coger el PR. Después de bordear una gran piedra el camino se convierte en senda y en breve llegamos hasta la fuente de la "Pantorrilla", donde podemos refrescarnos.

Comenzamos a ascender poco a poco siempre junto al "Barranco de la Pantorrilla". Esta es la parte mas dura, sobre todo en verano, ya que encontramos pocos trozos de sombra. La senda se convierte en camino y tenemos que estar atentos para girar hacia la izquierda por un camino junto a unos campos de cultivo. Hay una flecha verde dibujada en la pared. Cruzaremos un campo y en el cruce giramos hacia la derecha. Desembocamos en otra pista junto a una fuente sin agua y una pequeña balsa.

Giramos hacia la derecha y en pocos kilómetros fácil, llegamos de nuevo al coche, dando fin a una estupenda aventura por los alrededores de "Pina de Montalgrao" y sus "Cuevas".