Datos Técnicos

Ruta

Esta semana nos acercamos a la población de "Algimia de Almonacid". Desde el pueblo seguimos por la carretera "CV-215"en dirección hacia "Alcudia de Veo", una vez subimos el pequeño puerto, vemos una pequeña explanada y un monolito a nuestra derecha. Este es el punto de partida. Desde este punto también podemos subir al "Pico Espadan". Antes de empezar esta aventura podemos subir unos pequeños escalones situados detrás del monolito y visitar la "Nevera de Espadan". Una nevera o pozo de nieve es un pozo excavado en la tierra con muros de contención de grandes dimensiones y con techo, que dispone de aperturas para la introducción de la nieve en la misma y para la posterior extracción del hielo. Se suelen construir en puntos elevados, en zonas de umbría, aprovechando la orografía del terreno.

Después de hacer las fotos de rigor volvemos a la pista de tierra que esta justo debajo de la nevera. Llegado el momento justo en una curva hacia la izquierda encontramos una pequeña pequeña cueva, ( esta no es la nuestra ) y a la derecha unos pequeños fitos de piedra. Nos salimos unos metros de la pista siguiendo la senda bien marcada y llegamos hasta un mirador natural con unas vistas uuffff...

Volvemos de nuevo a la pista de tierra y después de un corto recorrido, en un recodo nace una senda a nuestra izquierda, en pocos metros llegamos a una bifurcación, nosotros cogemos la senda de la izquierda, la de la derecha nos subiría al pico "Espadan". En fuerte subida llegamos hasta la entrada de la "Cueva del Estuco". Es necesario llevar linternas y frontales. Hay unas cuerdas que nos ayudaran a bajar facilmente. Nada más descender nos impresionará lo inmenso de la sala principal. Una par de enormes columnas de estalactitas permiten sostener una cúpula de unos 20 metros de altura. Todo tipo de formaciones geológicas nos sorprenden en su interior. Incluso mirando en la pared se pueden ver geometrías muy complejas. La luz del lugar es tenue, pero muy cinematográfica, cosa que sin duda puede hacer las delicias de los amantes de la fotografía. Al fondo de la cueva hay un paso muy estrecho a ras de suelo en cuyo interior se encuentra una pequeña sala llamada "La Sacristía", de difícil acceso.

Aunque parece que bajar es fácil, no hay que darlo por echo, ya que es una pared vertical y resbaladiza. Si vamos con niños muy pequeños no intentar bajar. El acceso a la "Sacristía" es difícil, no acceder si no es con un experto. Recordad siempre utilizar la cabeza y tener mucha precaución. Una vez nos hemos cansado de visitar esta maravilla, solo nos queda volver a subir por las mismas cuerdas y desde aquí de nuevo a la pista y ya sin problemas hasta el coche, dando fin ha una bonita aventura por los alrededores de "Algimia de Almonacid".